MARILÚ OVIEDO
26 de septiembre de 2015 / 03:24 p.m.

Escobedo.- Tras el incendio que se suscitó en la aceitera del municipio de Escobedo, donde el cuerpo de bomberos perdió casi un millón de pesos en equipo de protección y mangueras durante el combate, las autoridades han dejado solos a los elementos.

Ante un siniestro de grandes magnitudes, los bomberos simplemente no estarían listos, pues 23 de los uniformes se encuentran inservibles, al igual que mangueras, explicó el comandante Guillermo Guzmán, presidente del Patronato de Bomberos Nuevo León.

“23 equipos fueron pérdida total para nosotros sin descontar la gran
cantidad de metros en mangueras que se perdieron, que fueron alrededor de 400 metros, y suena sencillo para quién no conoce, pero son mangueras especialmente diseñadas con una protección de asbesto, fibras especiales, etc., que tienen un costo tremendo”, expresó.

Dijo que para obtener otras mangueras requerirán de al menos 300 mil pesos y con el traje de bomberos, que cada uno tiene un costo aproximado de 25 mil pesos, la suma ascendería los 900 mil pesos.

Sin embargo, tal parece que a nadie le importa, pues “apoyo simplemente no hay”, dijo Guzmán.

Por lo pronto, el comandante aseguró que harán lo posible por reponer esos 23 equipos.

“Mientras se da, que esperemos que se dé, ya di instrucciones, indicaciones que esos 23 equipos se repongan de inmediato, nosotros no podemos estar esperando a que alguien responda; si hay responsabilidad y conciencia moral y un sentimiento de gratitud a la labor que hicieron los bomberos, se acercará quién tenga más estatura ética moral”, comentó.

El comandante aseguró que la respuesta en el siniestro del pasado lunes, fue a los seis minutos y en menos de una hora se tuvo la presencia de nueve unidades de nueve estaciones distintas.

El comandante lamentó la poca respuesta que se ha tenido también con los vecinos afectados.

“A nosotros nos duele mucho más pues esas 10 viviendas o comercios que fueron pérdida total,son 10 familias, 10 empresarios que seguramente están sufriendo al ver la pérdida total de su patrimonio”, culminó.