MAYTE VILLASANA
10 de septiembre de 2016 / 04:45 p.m.

MONTERREY.- El diagnóstico del cáncer representa un golpe duro para los pacientes, por lo que el apoyo psicológico es importante para acompañar su tratamiento.

Este sábado, el Centro Universitario contra el Cáncer realizó un campamento familiar de prevención y terapia con el objetivo de brindar atención psicológica y apoyo social a pacientes y familiares que enfrentan dicha enfermedad silenciosa.

La psiquiatra Adelina Alcorta mencionó que los efectos emocionales no sólo se hacen presentes en los enfermos, también en la familia o en el círculo de amistades.

El evento encabezado por un grupo de psicólogos, terapeutas y voluntarios estuvo dirigido a personas que son tratadas en el Hospital Universitario, pero también quienes son atendidos en otras clínicas y a la población en general para crear conciencia.

Las actividades que se llevaron a cabo en la quinta edición de Campamento Prevención, Familia y Salud se desarrollaron a través de diversas áreas de trabajo y de manera gratuita.

Los menores disfrutaron de juegos psicoeducativos, mientras que los padres de familia se reunieron en dinámicas grupales para compartir experiencias y obtener herramientas para sobrellevar la enfermedad de sus hijos.