14 de septiembre de 2014 / 06:38 p.m.

Monterrey.- Como estaba previsto, Jaime Rodríguez Calderón renunció a su militancia en el PRI esta mañana, para buscar por la vía ciudadana la candidatura a la gubernatura de Nuevo León, misma que en ese partido no hubiera logrado.

Además, expresó que se irá lejos de los partidos PRI y PAN porque, en su concepto, el pueblo nuevoleonés está en busca de un liderazgo que hace falta, en virtud de que ambos partidos han perdido la credibilidad ante sus patrones, los ciudadanos, y "ya no son opción para gobernar".

El ex alcalde de García, a quien se le conoce como El Bronco, dirigió una carta al líder estatal de lo que hasta hoy era su partido, Eduardo Bailey Elizondo.

"Me voy, le hago saber al líder priista, porque es mi tiempo de marchar y porque todo en la vida son ciclos, y el mío en mi vida partidista ha terminado".

Agregó que renuncia al PRI sencillamente porque no puede seguir siendo parte del mismo.

"Me voy con el ánimo sereno, sin reproches, ni reclamos, ni amarguras, así es como pongo punto final a esta larga militancia priista", precisó.

Tranquilo, sereno, ante amigos que van a colaborar con él en su proyecto, hizo las aseveraciones y leyó la carta que envió al líder priista para que se lo comunique a todas las instancias del partido.

"Me retiro, aunque sé que la crítica y la incomprensión en el pequeño círculo de la partidocracia es inevitable, pero estoy preparado para enfrentarla", recalcó.

Rodríguez Calderón hace hincapié en el contenido de su mensaje por escrito dirigido a su partido, que al tomar esta decisión, no se convertirá en un enemigo irracional del partido.

"Jamás se verá en mí la descortesía de la difamación de una guerra sucia, por el contrario, habrá en mí algo más respetuoso, transparente y positivo para decir la verdad ante los ojos de los ciudadanos", apuntó.

Sostuvo también que seguramente su decisión incomodará a aquellos aludidos que actualmente gobiernan y que creen ser dueños de los partidos y de sus militantes.

Recordó una de las frases del General Mariano Escobedo, oriundo de Galeana, que dice: "Hemos aprendido a ser libres y ningún descendiente de reyes, ni nadie, tiene el derecho de inscribirnos en el registro de sus esclavos", concluye.

"Hoy, la angustia y el dolor de la gente me demuestra que Nuevo León está en busca de un liderazgo que piense y actúe diferente, fuera y lejos de los partidos PRI y PAN, quienes por sus propios resultados ganados a pulso, han perdido la credibilidad ante sus patrones, que son los ciudadanos y ya no son opción para el próximo proceso", sentenció.

Foto: Twitter @JaimeRdzNL

VÍCTOR SALVADOR CANALES