ORLANDO MALDONADO
11 de abril de 2016 / 06:23 a.m.

Santa Catarina.- Luego de que este sábado se registrara el primer asalto a un banco en su administración, Héctor Castillo Olivares, alcalde de Santa Catarina, anunció que se reunirá con banqueros y autoridades estatales con el fin de evitar este tipo de delitos.

Al ser entrevistado posterior a su participación en el Paseo Metropolitano, el edil santacatarinense sostuvo que pese a que el Estado es quien "lleva la batuta" en ese tema, se estarán reuniendo de manera periódica para implementar nuevas estrategias en las Casas Financieras.

"Ayer nos tocó un primer bancazo, estamos trabajando con el Estado, de hecho mañana tenemos reunión de seguridad con ellos con este tema de coordinación, no nos había tocado en Santa Catarina, ahorita somos ya parte de la estadística y estamos trabajando de manera coordinada.

"Es una cuestión que está ahorita muy matizable en todos los municipios, la coordinación se está llevando a cabo a nivel estatal, federal y municipal, y estamos cerrando filas con el Estado que es el que en ese tema lleva la batuta", dijo.

A los bancos lanzó la petición de sumarse a una política integral de seguridad porque de repente tienen protocolos muy particulares.

Con extrema violencia y realizando disparos de arma de fuego en el interior de un banco, dos delincuentes cometieron el bancazo número 18 en lo que va del año.

El robo ocurrió a las 11:30, del sábado en el edificio de BanRegio ubicado en la avenida Díaz Ordaz y 20 de Noviembre en Santa Catarina.

Durante el atraco, uno de los asaltantes disparó contra la caja número tres que era atendida por una empleada con cuatro meses de embarazo.

Minutos después de que fue accionada la alarma, una nube de patrullas de la Policía municipal y de la Agencia Estatal de Investigaciones llegaron al lugar.

Trascendió que los delincuentes llegaron como cualquier cliente del banco y según se reveló hicieron fila durante algunos minutos.

Al llegar al área de cajas, los sujetos sacaron las armas de fuego y amenazaron a los empleados y a por lo menos, 15 clientes.

Durante las investigaciones se informó que los sujetos se apoderaron del dinero que había en las cajas dos y tres, por lo que se presume se apoderaron de aproximadamente 30 mil pesos.