ERIK SOLHEIM ROCHA
14 de junio de 2016 / 12:41 p.m.

Monterrey.- La bancada del PRI presentó reformas a la Ley Estatal de Salud, para que se agregue el término "casa abandonada" y establecer obligaciones a los municipios para atenderlas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en Nuevo León actualmente hay 400 mil viviendas abandonadas, y en muchas de ellas habitan adultos mayores.

Con las modificaciones al artículo 97 los municipios deberán brindar apoyo a aquellas personas que utilicen de refugio las casas abandonadas y además deberán buscar los mecanismos para limpiarlas o venderlas.

"Las casas abandonadas te dan desventajas a los vecinos, pierde plusvalía la vivienda de enseguida, son focos de insalubridad, de inseguridad, y en las casas abandonadas donde viven adultos mayores ellos corren ese peligro".