ERIK SOLHEIM ROCHA
6 de diciembre de 2016 / 03:42 p.m.

MONTERREY.- Los diputados del PRI presentaron reformas al Código Penal del Estado para tipificar el delito de pederastia y sancionarlo de 9 a 18 años de prisión.

El diputado Gabriel Tláloc Cantú expuso que cada año ocurren 600 mil delitos sexuales en el país, de los cuales el 60 por ciento los comenten familiares o personas conocidas.

La iniciativa establece que si el victimario hace uso de violencia física o es familiar directo de la víctima, las penas se aumentarán en una mitad más.

"Y las multas a las que se les debe de someter en mínimos y máximos que van desde los 9 años hasta los 23.

"Se agrava cuando el victimario es un pariente puede ser un tío, padre, hermano, ahí es donde se agrava en una mitad más la pena", dijo Tláloc Cantú.

El 60% de las víctimas de este delito, presenta problemas psicológicos tales como: depresión, ansiedad, dificultad para relacionarse, problemas sexuales futuros, menor autoestima, odio hacia el propio cuerpo, sentir culpa, miedo a la intimidad, dificultad para poner límites, graves problemas de conducta, intentos de suicidio, agredir o de nuevo ser víctima de abusos.

El autor del delito deberá ser sujeto a un padrón por el mismo tiempo del que fue condenado.

"Para poder crear una base de datos de delincuentes sexuales o de pederastia...y tenerlos por el mismo tiempo que fueron condenados estar sometidos a este registro de tal manera que la propia agencia tenga una manera más sencilla de poder investigar y localizar a presuntos o posibles autores de este delito", indicó el diputado Gabriel Tláloc.

Cuando el delito fuere cometido por un servidor público, además de la pena de prisión antes señalada, será inhabilitado por un término igual a la pena impuesta.

Según datos de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) en México se cometen al menos 600 mil delitos sexuales cada año, 9 de cada 10 víctimas son mujeres, 4 de cada 10 son menores de 15 años de edad, 1 de cada 5 niños y niñas, es abordado sexualmente a través de Internet y la mitad de delitos sexuales son cometidos en el hogar de la víctima, el 60% de las veces por parte de familiares o personas conocidas, hombres en casi todos los casos.