ERIK SOLHEIM ROCHA
12 de enero de 2016 / 01:40 p.m.

Santa Catarina.- El alcalde de Santa Catarina, Héctor Castillo, reconoció que en su municipio hay de 35 a 40 pandillas, 20 de ellas concentradas en el sector de Arboledas de las Mitras y San Gilberto, por lo que dijo buscará apoyo de fuerzas estatales y del Ejército Mexicano.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia en Nuevo León (PGJNL), muchas de esas pandillas se dedican al narcomenudeo, situación que de comprobarse, el alcalde dijo que está dispuesto a colaborar.

"El Procurador en una rueda de prensa manifiesta que es un tema de jóvenes de pandillas, maneja temas de narcomenudeo. Apenas están las líneas de investigación por parte de la Procuraduría, pero nosotros estamos coordinando esfuerzos para que si es esa situación colaborar".

En las colonias San Gilberto y Arboledas de las Mitras se reúnen el mayor número de pandillas en Santa Catarina, en esta última, el fin de semana fueron asesinadas siete personas.

El edil agregó que se reforzó la seguridad en dichos sectores, con presencia de diversas corporaciones.

Santa Catarina
La madrugada del sábado un grupo de hombres armados atacó a 5 menores de edad que se encontraban en una cancha deportiva, dejando un saldo de 7 muertos | ISRAEL SANTACRUZ

"En relación con los vecinos, he estado trabajando de hecho el fin de semana estuve con el Procurador, con gente de la Sedena, con la Marina, Fuerza Civil, la Policía Ministerial, a fin de fortalecer ese sector (Arboledas de las Mitras) con mayor presencia en operativos de todas las corporaciones policíacas".

Según información proporcionada por las autoridades, las colonias que tienen pandillas en Santa Catarina son Lomas de la Fama, Arboledas de la Fama, Fama 2 y 3, Eugenio Canavati, Arboledas de las Mitras y San Gilberto, todas ubicadas al nororiente del municipio e integradas por jóvenes de entre 12 y 17 años.

Apenas este fin de semana, en Arboledas de las Mitras, un grupo de hombres armados atacó a cinco menores de edad que se encontraban en una cancha deportiva, dejando un saldo de siete muertos, entre ellos tres menores de edad.