ERIK SOLHEIM ROCHA
13 de junio de 2017 / 05:03 p.m.

MONTERREY.- Durante una reunión de la Comisión de Medio Ambiente, diputados locales y organizaciones pusieron sobre la mesa el castigar con cárcel a los vecinos ruidosos reincidentes.

Las reformas a la Ley Ambiental del Estado fueron presentadas por el diputado Ángel Barroso y establecen en su artículo 187 Bis 2 el darle atribuciones a los municipios para ejercer el arresto administrativo a los vecinos ruidosos hasta por 36 horas sin derecho a fianza.

"El objetivo de la reforma es que los municipios puedan aplicar arresto administrativo en los siguientes casos: cuando el infractor se le notifique la multa impuesta, y este haga caso omiso. Cuando presente reincidencia por sobre pasar los límites de decibeles, por no acatar la petición o por acatarla momentáneamente y por reanudar el ruido una vez que la autoridad se haya retirado" destacó el diputado Barroso.

Por su parte, el diputado panista, Marcelo Martínez, reconoció que meter a la cárcel a un vecino ruidoso le parece un poco exagerado, no obstante señaló que debe analizarse la propuesta.

“Lo que sí creo que debemos de plasmar es el tema de la llamada de atención y la multa, ya el tema de la detención pues habría que analizarlo, pero si realmente es un problema tan fuerte pues que se haga y si realmente se puede el municipio proceda a sacar a alguien de su casa para llevárselo detenido, aunque sea una multa administrativa el municipio tendría que entrar al domicilio de una persona a sacarlo y es ahí donde tendríamos que encontrar la forma legal”, señaló el legislador.

Algunos de los motivos que llevarían al arresto del ciudadano es cuando se le notifique la multa impuesta y haga caso omiso, así como cuando presente reincidencia por sobrepasar los decibeles permitidos.

Cabe señalar que en municipios del área metropolitana como Guadalupe y San Nicolás se reciben más de 500 llamadas semanales reportando algún vecino ruidoso, la mayoría de vecinos que son reincidentes.

En diciembre, por ejemplo, el municipio de Guadalupe recibe más de 4 mil reportes, lo que implica un promedio de 150 quejas diarias.