guadalupe sánchez
13 de enero de 2016 / 07:46 a.m.

Monterrey.- Una familia sufre la necesidad de alimento y una vida digna en las faldas del cerro del Topo Chico en Monterrey.

Son una de las muchas historias, pero la madre , pide el apoyo para conseguir un triciciclo con el cual pueda vender los dulces y jugos con los que anteriormente aportaba en la economía de su hogar.

Desde hace más de un mes que le robaron este medio de trabajo, han sobrevivido con mil 200 pesos que gana su hija mayor por semana, la cual también es madre dos bebés.

Para llegar a la casa de esta numerosa familia hay que subir una parte del cerro, entre escalones improvisados y matorrales.

Hasta este lugar la magia de los reyes magos no pudo llegar.

Tienen una vista envidiable, pero a esa altura el frió se sufre más.
Para calentarse queman madera que una vez hecha carbón meten al tejaban, aunque las corrientes de aire se cuelan por todos los orificios.

Para llegar a este lugar, se debe subir por la calle primero de mayo en su cruce con avenida de la Esperanza en la colonia 23 de marzo, después por caminos del cerro hasta llegar al domicilio, donde la ayuda con despensa, ropa y juguetes será bienvenida.