18 de febrero de 2014 / 04:06 p.m.

Monterrey.- Restringir la venta de alcohol en los estadios de fútbol sería una opción para evitar hechos violentos, consideró el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Para ello solicitarán al Club de Fútbol Monterrey que analicen la situación al interior del estadio ya que en los dos últimos partidos como local se han registrado actos vandálicos.

Agregó que la autoridad no tolerará otro episodio como el del pasado sábado en el tecnológico donde aficionados golpearon a un policía y armaron una trifulca en las gradas.

“Esa podría ser una de las medidas, bueno hay algunas ligas y estadios, por ejemplo en Estados Unidos que a cierto tiempo del juego dejan de vender, precisamente para que la gente vaya bajándole un poquito al consumo de alcohol y puedan terminar bien, puede ser una de esas medidas también, creo que es interesante explorarla.

"También pedirle al club que haga sus arreglos internos para que se pueda evitar ese tipo de situación, nosotros vamos a apoyar, por supuesto, es un espectáculo muy importante pero no podemos tolerar este tipo de actitudes", dijo.

En cuanto a los siete presuntos responsables de la agresión, aseguró que habrá un castigo ejemplar contra ellos y a quien cometa este tipo de actos.

"Qué lástima que por expresiones de esta naturaleza estos jóvenes vayan a sufrir las consecuencias graves, entonces es un mensaje para todos quienes en ese momento sientan un impulso por frustración o por lo que sea de generar violencia en los estadio, por ejemplo, pues que lo piensen dos veces porque va a haber consecuencias", mencionó.

El lunes el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Seguridad Pública hizo un llamado al club para que evite este tipo de eventos que manchan el espectáculo deportivo.

SANDRA GONZÁLEZ

Sandra González