EDUARDO MENDIETA
4 de agosto de 2016 / 07:58 a.m.

SAN PEDRO GARZA GARCÍA.- El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón aplaudió la publicación de sentencias por internet, pero propuso que éstas deberán ser ciudadanas, con lenguaje accesible para que sean entendidas por cualquier persona.

Durante su participación en el Panel 1 Tribunal Abierto, Sentencias y Opinión Pública como parte del Seminario Internacional de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey, el magistrado de la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, enumeró los dos retos para llegar al éxito de las resoluciones que emiten los jueces publicadas en el sitio web.

“Publicarlas implica dos retos: que sean ciudadanas y que tengamos buscadores de información y localización de estas sentencias, que sean amigables a la ciudadanía, que no se requiera ser un experto jurídico o ser parte de un litigio para poder identificar la sentencia.

“Sí, subirlas, es el primer paso, que es necesario, y hay que pensar cómo se van a publicar estas sentencias, los datos relevantes; si se va ofrecer un tipo de síntesis o documentos que ejemplifiquen la decisión... Y está el otro punto, que se escriban en un lenguaje claro, con una estructura que facilite un entendimiento: sentencias ciudadanas”, planteó.

Por su parte, Saúl López Noriega, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas, cuestionó que aunque los jueces expliquen que sus sentencias son concisas o precisas, realmente pecan de ello.

“Uno les pregunta y lo primero que te dicen es que son precisas, concisas y entendibles, pero realmente las sentencias no tienen la más mínima sintaxis, falla la redacción, no son comprensibles, no tienen eso, ni precisión ni son concisas”, apuntó.

Por su parte, el investigador Jesús Cantú Escalante informó que según una encuesta, al preguntarle a la población sobre si tiene confianza en las resoluciones de los jueces, la respuesta fue negativa en un 46 por ciento.

“Cuando se entrevistan a las autoridades que si consideran que son corruptas o no, y ahí el 65.6 de los jueces son corruptos, sólo por debajo de las policías y tránsitos municipales”, indicó.