EDUARDO MORALES
11 de marzo de 2016 / 10:15 p.m.

Monterrey.- Una controversia constitucional contra las reformas aprobadas por el Congreso local para obligar a comparecer a los funcionarios sin previa autorización del Ejecutivo, será interpuesta por el Gobierno Estatal.

El subsecretario general de Gobierno, Gabriel Deschamps, explicó que por tratarse de una reforma constitucional, la reforma al Artículo 62 de la Constitución Política de Nuevo León no podría ser vetada, sin embargo, la administración tratará de evitar su aplicación.

"Esto sería ante la Suprema Corte. Hoy se publicó la Ley y la controversia no se puede presentar al menos que ya esté publicada la Ley. El plazo (para presentar la controversia) empieza a correr a partir del siguiente día de la publicación, el siguiente día hábil que sería el lunes. Tenemos 30 días para la controversia", indicó el subsecretario.

La reforma se impugnará porque está invadiendo la esfera de competencia del Poder Ejecutivo del Estado, rompiendo el principio de división de poderes, al asumir funciones del Poder Ejecutivo, en su calidad de Jefe y Responsable de la Administración Pública, indicó el Gobierno Estatal en un comunicado.

"Al presentarse la controversia no hay lo que pudiera ser un amparo o algo, una suspensión que quedara sin efectos la Ley, eso no ocurre, la Ley ya fue publicada y está vigente", añadió Deschamps.

"Hasta que no se resuelva la controversia la Ley no queda sin efectos", enfatizó.

La controversia, puntualizó el funcionario estatal, será presentada en las próximas semanas.

Antes de la reforma, el texto del Artículo 62 constitucional, facultaba al Titular del Poder Ejecutivo del Estado para autorizar la comparecencia de los titulares de las dependencias y del Procurador General de Justicia, ante el Congreso del Estado.

Esto en estricto reconocimiento al principio lógico jurídico de división de poderes y del Titular del Poder Ejecutivo del Estado como Jefe y Responsable de la Administración Pública del Estado.