milenio digital | ricardo alanís
8 de diciembre de 2015 / 04:15 p.m.

Monterrey.- Derivado de una revisión al acta de entrega-recepción, la Comisión Especial del Cabildo de Monterrey encontró posibles anomalías que involucran más de 163 millones de pesos por parte de la administración anterior de Margarita Arellanes.

En el dictamen leído en sesión de Cabildo este martes y elaborado por esta Comisión Especial, se señala que detectaron 195 estimaciones sin revisión de la Contraloría Municipal pagadas y cuyo monto asciende a los 131 millones 360 mil pesos.

Además existen 65 facturas de 27 contratos pendientes de trámite y pago por un monto de 31 millones 870 mil pesos.

“Existen 195 estimaciones pagadas sin revisión de la Contraloría municipal, que ascienden a una cantidad de 131 millones 360 mil 535 centavos (sic), de los cuales a la fecha 54 se encuentran en revisión post-pago en Contraloría, misma que representa una cantidad de 26 millones 918 mil 393.72 centavos (sic).

“Existen 65 facturas de 27 contratos pendientes de trámite y pago que ascienden a una cantidad de 31 millones 870 mil 731.41, que actualmente están en revisión. Existe una denuncia por el robo de un rodillo compactador, "Dragón", marca Wacker modelo RB27-120, en la ubicación de una obra de recarpeteo en la colonia Cumbres, el cual se encontraba asegurado, pero aún no se ha cubierto por parte del responsable, la cantidad por concepto de deducible”, señala el acta leído por la regidora Elvia Yolanda González.

La edil señaló que este hecho impacta directamente a la programación de actividades de la Secretaría de Servicios Públicos, ya que el "Dragón" es utilizado para el recarpeteo de calles y avenidas.

La comisión que se encarga de revisar las actas de entrega recepción realizó estos hallazgos, entre los que se señalan la asignación de combustible a vehículos no encontrados en el inventario correspondiente.

Además, del presupuesto de egresos por secretaría, tanto de la perspectiva global como específica, se observó que las sumatorias globales por cada uno de los momentos contables en los que se encuentra el presupuesto, no coinciden con los anexos.

Los saldos de las cuentas bancarias del anexo no coinciden con la balanza de comprobación al 16 de octubre de 2015, así como el saldo de los pasivos.

En el acta leída se aclara también algunos anexos relativos a los arqueos de fondos revolventes y fondos fijos, no fueron debidamente llenados.