26 de octubre de 2014 / 10:31 p.m.

Monterrey.- Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, AC (CADHAC) manifestó esta mañana su repudio y condena total a la creación de la Policía Militar en Nuevo León, argumentando que no tiene un sustento legal para instalarse en un cuartel y porque, además, violarán la Constitución federal y la protección de los derechos humanos.

En forma molesta ante los medios de comunicación, la hermana Consuelo Morales se pronunció por un "no" rotundo a la instalación de esta nueva corporación policiaca en el estado, la cual también se extenderá a Tamaulipas y San Luis Potosí.

Dijo, además, que con esta nueva policía se provocarán graves violaciones a los derechos humanos.

Morales precisó que han exhortado al Estado a retirar a los militares de las calles, luego del éxito que Fuerza Civil obtuvo en Nuevo León.

"Algunos ejemplos de estas graves violaciones son los hechos ocurridos en Tlatlaya, Estado de México, en donde militares ejecutaron a 22 civiles durante un enfrentamiento; el caso de Jorge Otilio Cantú, ejecutado extrajudicialmente en 2011 por elementos del Ejército mientras se trasladaba en coche hacia su trabajo.

"Y el caso de Jorge Mercado y Javier Arredondo, estudiantes del Tec de Monterrey, quienes fueron asesinados por militares en el 2010 cuando quedaron atrapados en un enfrentamiento a las afueras de esta universidad, situaciones que además, entre muchas otras, corroboran que la milicia no está entrenada para tratar con la ciudadanía", condenó la hermana Consuelo.

FOTO: Archivo

EDURADO MENDIETA