LUIS GARCÍA
26 de octubre de 2016 / 09:31 p.m.

MONTERREY.- Nació como respuesta a la infiltración policíaca por parte del crimen organizado, con el apoyo de la iniciativa privada. Sus primeros años fueron de resultados e incluso, llegó un momento en que su grado de aceptación fue equiparable al del Ejército.

Hoy, Fuerza Civil enfrenta acaso el momento más complicado de sus cinco años de historia, con una pérdida en la confianza ciudadana y también, de esos empresarios que en su momento ayudaron a su creación.

Los resultados del llamado Pulso Metropolitano presentados esta semana, sólo terminaron por desnudar una realidad... Fuerza Civil ya no genera la misma simpatía que antaño.

Respecto a Fuerza Civil, es igualmente preocupante que continúe deteriorándose la confianza ciudadana hacia la institución, durante septiembre de 2016, solamente el 14.7 por ciento de los ciudadanos del área metropolitana de Monterrey dijo tener mucha confianza en la organización, una caída con respecto al 19.5 presentado en abril del 2016, y al 21.3 anotado en septiembre del 2015.

De acuerdo a la misma medición, presentada desde el 2011 por la iniciativa privada, se muestra que la corporación tenía un nivel de aceptación del 20.1 por ciento en agosto de 2012, 24 por ciento en octubre de 2014, 21.3 en septiembre de 2015, y finalmente comenzó a descender en abril de 2016, con 19.5 por ciento.

El presente de la corporación sin duda es multifactorial, pero en gran medida es resultado de los delitos en que algunos de sus elementos se han visto involucrados, que van desde robos hasta casos más graves como secuestros y homicidios.

Pese a ello, los mandos han optado por minimizar estos hechos en diversas ocasiones, la última, durante la Glosa del Primer Informe.

“No estigmatizaría yo a todos los elementos de Fuerza Civil por estos jóvenes malos elementos que se apartaron del camino de la legalidad, solamente 14 de ellos hasta ahorita se han apartado de este camino, y han sido sancionados severamente, esto representa el 0.3 por ciento de los efectivos de Fuerza Civil”, dijo el secretario de Seguridad de Nuevo León.

Otro de los problemas a los que se ha enfrentado Fuerza Civil, es el déficit de elementos.

Cuando fue creada, es decir, el 14 de septiembre de 2011, la corporación contaba con 422 elementos; para el cuatro de octubre de 2015, ya contaba con 3 mil 976 efectivos, y este año ya cuenta con 4 mil 408 elementos. La meta de la corporación es contar con 10 mil.
Con el tiempo encima ante el alza delictiva, se advierte que sin una corporación confiable, el Estado nuevamente enfrentará serios problemas en materia de seguridad.

“La creciente desconfianza en Fuerza Civil es un tema fundamental para la administración estatal, pues esta corporación ha sido un importante elemento para recuperar la seguridad en el estado, el no contar con una institución de Fuerza Civil sólida representa graves riesgos para retomar el control frente al crimen organizado y la violencia”, dijo el presidente de Canaco Monterrey.