MULTIMEDIOS DIGITAL
1 de octubre de 2016 / 10:25 p.m.

MONTERREY.- A pesar de que en constantes ocasiones el gobernador del Estado, Jaime Rodríguez, aseguró que las sanciones emitidas contra los funcionarios involucrados en el cobijagate eran las adecuadas, el tesorero del Estado, Carlos Garza Ibarra, contradijo esta postura.

Por medio de un comunicado de Prensa, Garza Ibarra, revela que personal de la Secretaría de Finanzas y Tesorería cometió un error en la interpretación de la ley, por lo cual, se interpusieron las sanciones equivocadas

En el escrito se detalla que en base a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos la sanción debe ser de 90 días de salario diario y no de 100 días de salario mínimo, como se dio a conocer la noche del 15 de septiembre.

Ante esta nueva resolución el ex subsecretario de administración Rogelio Benavides Pintos, deberá pagar 274 mil pesos y Gonzalo Padillas Orozco, fue sancionado con 244 mil pesos.

Así mismo dentro del escrito se confirma que la empresa Mirof S. A. de C.V. entregó a la Secretaría de Desarrollo Social 60 mil cobertores para resarcir el daño causado al erario público.

Esta nueva resolución se dio a conocer después de que la Contralora, Nora Elia Cantú, revelará ante los diputados locales que hubo muchas anomalías en la compra de los cobertores.

Cabe destacar que esta fue la primera prueba del Gobierno Estatal para combatir la corrupción, ya que fue en diciembre del año pasado, cuando se compraron 200 mil cobertores, en un precio de 144.9 pesos cada uno, cuando en el mercado llegan a valer 54 pesos.

Al darse a conocer esta situación Benavides Pintos renunció al cargo, para incorporarse al equipo de trabajo del ahora gobernador electo de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.