ERIK SOLHEIM ROCHA
18 de octubre de 2016 / 05:36 p.m.

MONTERREY.- Tras el emplazamiento emitido hacia el titular de la Sub Procuraduría Anticorrupción para atender una denuncia penal por presuntamente haberse quedado con 7.2 millones de dólares cuando se desempeñaba como abogado, los diputados locales le recomendaron a Ernesto Canales renunciar a su cargo público para atender su asunto privado.

El coordinador de la bancada del PRI, Marco González consideró que la única forma de que el combate a la corrupción recupere la credibilidad en Nuevo León es con la salida de Ernesto Canales.

“Si Jaime quiere revertir todo lo negativo que ha tenido esta Fiscalía ya es mejor que Ernesto Canales se vaya a su casa, el encaprichamiento de mantener le está saliendo muy caro a este gobierno”, dijo el coordinador de la bancada del PRI, Marco González.

Para Acción Nacional, Ernesto Canales pasó de ser el acusador para ser el acusado.

“Pasa de acusador a acusado creo que él ya tendría que tomar una decisión seria con respecto a Nuevo León y es separarse él mismo de su cargo, no puede atender sus funciones de defensa personal y por el otro lado estar buscando meter delincuentes a la cárcel”, señaló Arturo Salinas, coordinador de los panistas.

El diputado Samuel García de Movimiento Ciudadano, lamentó que el titular de la Sub Procuraduría Anticorrupción se encuentre involucrado en un presunto fraude de más de 6 millones de dólares, el cual consideró lo va a distraer de sus funciones en Nuevo León.

"Que tanto lo va a distraer como fiscal anticorrupción que tengas en la Ciudad de México por la Procuraduría Capitalina un expediente de bastante cuantía que ya se hizo mediático y que evidentemente tendrás que darle atención para contestar bien tu defensa de lo contrario puedes llegar a pagar mucho dinero o ir a la cárcel".

En ese sentido dijo que el gobernador debe tomar una decisión en torno a su cargo en la fiscalía.

"Quizá es el momento de que reflexione, él (el gobernador) presume que va a hacer cambios en el gabinete si vale la pena o no". agregó Samuel García.

El Sub Procurador Anticorrupción Ernesto Canales fue emplazado ayer por las autoridades judiciales de la Ciudad de México para rendir cuentas por un presunto fraude de 7.2 millones de dólares que derivan de una demanda realizada por Paula Cusi, ex pareja del empresario Emilio Azcárraga Milmo.