GUADALUPE SÁNCHEZ @LupitaSP1
19 de octubre de 2016 / 08:01 a.m.

MONTERREY.- Argumentando altos niveles de contaminación en el aire del área metropolitana, el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, canceló la norma ambiental estatal emitida en el 2008, la cual establecía las normas de operación de las pedreras y los límites máximos de emisiones de polvo a la atmósfera.

Ayer martes en el Periódico Oficial del Estado se emitió el acuerdo considerando que los contaminantes en el aire están asociados con graves afecciones a la salud, tales como asma, bronquitis, enfermedades cardíacas entre otras..

En el documento publicado se menciona que la inhalación de los contaminantes, día con día aun en cantidades bajas, puede causar daños irreversibles a la salud y está asociado con un incremento en la mortalidad por enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Se establece además que las condiciones de contaminación del 2008 a la fecha ya no son las mismas y que ha incrementado, por lo que la norma queda obsoleta, ya que en el problema de la calidad del aire en el área metropolitana ha evolucionado en los últimos 10 años.

Un ejemplo que se menciona es que las en el 2015 la concentración de partículas menores a 10 micrómetros fue 170 por ciento mayor al límite máximo permitido en la norma mexicana de salud ambiental del 2014.

También se señala que existen tendencias históricas de violación a la norma de calidad del aire y que la exposición de la población a estos contaminantes ha sido de manera constante.

La cancelación de la norma ambiental de hace 8 años, se da junto con la polémica generada por el gobernador del Estado, al anunciar el cierre de las pedreras; sin embargo no se habla de cuáles serán los nuevos lineamientos que rijan a las pedreras que tanto contaminan..