SANDRA GONZÁLEZ @sandragonzalezc
5 de abril de 2017 / 05:55 p.m.

MONTERREY.- Mediante un estudio científico se comprobó que el cannabidiol mejora la calidad de vida hasta en un 83% de pacientes con epilepsia, pero la aprobación de este medicamento está congelada en el Congreso de la Unión.

La Fundación Por Grace y el neurólogo pediatra Carlos Aguirre Velázquez presentaron los resultados de la primera investigación de este tipo que se realiza en México, y que dan esperanzas para un tratamiento efectivo para los niños que sufren convulsiones.

“En la apreciación de los padres, en el conteo de las crisis antes y después de cannabidiol, tenemos mejoría en más del 80% de los casos en la frecuencia, la duración y en la intensidad”, aseguró Carlos Aguirre Velázquez.

Aunque en la comunidad médica se conoce de los beneficios de los tratamientos derivados de la cannabis, el desconocimiento de cuánta es la dosis recomendada para cada persona los privaba de utilizar el cannabidiol. A raíz de este estudio científico, la situación podría cambiar reconoció el especialista.

El problema, comenta el papá de Grace, es que la solución a las crisis para los pacientes con epilepsia está en el ámbito político ya que la aprobación del medicamento está a disposición del Congreso de la Unión.

“Este estudio quita el estigma, a las familias y en lo social, pero estamos hablando de un procedimiento médico”, dijo Raúl Elizalde, padre de Grace.

El caso de Grace, reconocido a nivel mundial porque sus padres ganaron un amparo para poder traer el medicamento de Estados Unidos, es un ejemplo de la mejora en la calidad de vida.

“El hecho de que tenga esa reducción tan fuerte, Grace es otra, nosotros no veíamos sonreír a mi hija, el hecho de que se ría o que le digamos algo y se voltee, es todo como padre”, dijo.

En México pacientes de cada 100 tienen epilepsia refractaria, que es el tipo más fuerte y que no responde a los medicamentos.