12 de diciembre de 2014 / 01:00 p.m.

Monterrey.-  Hace 483 años Juan Diego Cuauhtlatoatzin, un pastor indígena en México, fue testigo de la aparición de la Virgen de Guadalupe.

Fue un 12 de diciembre de 1531 cuando la Virgen morena se hizo presente por cuarta ocasión en el cerro del Tepeyac.  

Con el paso de los años, la comunidad católica mexicana la festeja y en Monterrey acuden mostrar su fe a la Basílica ubicada en la colonia Independencia.

Abarrotadas lucían las calles aledañas, así como al interior de la Basílica.

Minutos antes de la media noche arribó la primera dama del estado, Gretta Salinas, en representación de su esposo , el Gobernador Rodrigo Medina.

Faltaban escasos minutos para las cero horas e ingresaba el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López.

Y con la basílica repleta de católicos, cantó las tradicionales mañanitas.

La armonía del momento fue alterada por un hombre que trató de impedir el mensaje del Arzobispo,  pero fue sacado inmediatamente del recinto religioso por el personal de seguridad.

Mientras que en el  Santuario el número de personas era muy inferior, pero la Fe era la misma.

Muchos dieron las gracias por la salud, por algún milagro realizado,  pero también  hubo quienes mostraron otro tipo de agradecimiento y pidieron ayuda divina para algún problema personal.

Los matachines pusieron ritmo a la fiesta en honor a la Patrona de México mexicana con sus danzas.

Durante este mañana se estarán realizando celebraciones eucarísticas cada hora, desde las 7:00 hasta las 13:00 horas.

FOTO: Jesús Rocha

FRANCISCO CANTÚ