SANDRA GONZÁLEZ
2 de enero de 2018 / 05:02 p.m.

MONTERREY.- Con capacidad para recibir a más de 140 personas en situación de calle, la Casa INDI colabora para que las personas en situación de calle puedan soportar este frente frío número 20.

El padre Felipe de Jesús Sánchez informó que en el Comedor del Padre Infante tomaron un espacio para instalar camas en donde más gente, sean indigentes o migrantes, puedan dormir, comer y beber algo caliente.

Los voluntarios recorrerán las calles de la metrópoli para rescatar a las personas más vulnerables a las bajas temperaturas.


ilp