francisco zúñiga
15 de diciembre de 2015 / 04:42 p.m.

Monterrey.- Los propietarios de las casas de empeño clausuradas por el Municipio de San Nicolás, anunciaron que darán batalla legal contra la autoridad, pues consideran que la clausura generalizada fue un abuso de autoridad de parte del alcalde Víctor Fuentes, quien confunde las empresas legalmente establecidas que cumplen con todos los requisitos que marca la ley, con algunas que podrían estar siendo utilizadas para delinquir.

“No se puede generalizar, porque las casas de empeño son empresas que pagan impuestos y crean empleos”, aseveró el representante legal de Préstamo Seguro, Federico Fernández, al anunciar que interpondrán el recurso de amparo contra los cierres.

“Lamentablmente asumen que todas las casas de empeño son instrumento de la delincuencia, cuando existen muchas que funcionan legalmente, dan información a la autoridad sobre los artículos que reciben sin facturas, y que colaboran en general con la ley”, dijo el abogado.

El abogado consideró que la administración de Víctor Fuentes malinterpretó la postura de la Asociación de alcaldes metropolitanos de verificar la actividad de este giro comercial.

“El Municipio de San Nicolás está cerrando las casas de empeño con el pretexto de que no tienen un uso de edificación, figura jurídica de reciente creación, a la que no están sujetas muchos negocios, escuelas, centros comerciales y edificios, pero sólo lo aplican contra ellos.

“Hay cientos de negocios que no tienen ese uso de edificación, y sin embargo, no son molestados, pues en este caso, el municipio está tergiversando la ley para hacer chivo expiatorio a las casas de empeño”, aseguró Federico Sánchez.