MARILÚ OVIEDO
5 de mayo de 2015 / 09:59 a.m.

MONTERREY.- Por su tamaño parecieran inofensivas, pero una picadura de abeja puede resultar mortal. El problema se potencializa cuando se pasa por alto la presencia de enjambres cerca de planteles educativos.

Especialistas advierten que el organismo humano no está acostumbrado al veneno de estos insectos, por lo que si una persona presenta padecimientos previos, un simple piquete resulta fatal.

"Empieza como una taquicardia, hay tos abundante, dolor abdominal, ciertos factores, inclusive afecta a todos los sistemas de los cuales estamos formados porque si son múltiples las picaduras lógicamente se va a todo nuestro organismo", dijo Ana Bella Morales, directora de Zoonosis y Vectores de la Secretaría de Salud estatal.

Refirió que tras el piquete se presenta hinchazón. Si rebasa los 10 centímetros de diámetro, se considera peligrosa.

"Cuando ya lo consideramos un poquito más riesgoso es cuando pasa de un diámetro de 10 centímetros y que empieza a provocar inclusive a parte de la fiebre el endurecimiento del área donde está el piquete, se siente como una pequeña tumoración, pero es lo mismo donde se encuentra el veneno", explicó.

Ante la picadura, la especialista recomienda: retirar el aguijón adecuadamente; no rascarse; usar compresas de agua fría o caliente; acudir de inmediato con un médico alergista.

"Él va a tomar la decisión, el tipo de medicamentos porque varía dependiendo del peso del paciente y del tipo de lesión. Las abejas en grupo son muchísimas y pueden causar lesiones muy graves que han llegado a la muerte", señaló.

Abejas
La Secretaría de Educación incluyó en su Manual de Protocolos de Seguridad de Seguridad para prevenir a los menores | MARILÚ OVIEDO

También es importante realizarse la prueba de alergias para evitar incidentes, pues se estima que un tres por ciento de la población es alérgica a estos insectos; aunque algunas personas usan el veneno como tratamiento de enfermedades reumatológicas, cardiovasculares o pulmonares, entre otras.

Son muchos los reportes que se presentan en esta temporada por lo que la Secretaría de Educación ha incluido en su Manual y Protocolos de Seguridad de Seguridad el apartado de "Presencia de abejas".

"Finales del ciclo escolar pasado nos dimos cuenta que se empezó a incrementar el número de reportes de esta presencia y decidimos incluirlo dentro del Manual, con esto el maestro tienen la herramienta didáctica de qué hacer en caso de un incidente", informó Carlos González, coordinador de Seguridad Escolar de la Secretaría de Educación.

Algunas indicaciones del protocolo son: guardar la calma; mantenerse a una distancia alejada del panal o enjambre; dar aviso al área de seguridad escolar y autoridades de rescate.

Lo más importante es que ante la presencia de un enjambre, este sea reportado a las autoridades y no molestarlas.