ERIK SOLHEIM ROCHA
2 de noviembre de 2016 / 03:43 p.m.

MONTERREY.- El Congreso del Estado aprobó reformas a diversos artículos del Código Penal de Nuevo León para sancionar con hasta 10 años de prisión al dueño de una mascota que cause lesiones a terceros.

En el Pleno, los diputados señalaron que el objetivo es que los dueños de mascotas domesticas “potencialmente peligrosos” se hagan responsables de las lesiones que puedan provocar.

Las modificaciones al Artículo 304 Bis establecen que “las lesiones a una persona que cause algún animal doméstico de compañía, será responsable el que con esa intención lo azuce, o lo suelte o haga esto último por descuido”.

La sanción puede ser desde un año de prisión la mínima y 10 años la máxima, o 5 mil 600 pesos de multa.