FRANCISCO ZUÑIGA
20 de diciembre de 2016 / 06:10 p.m.

MONTERREY.- La Comisión Estatal de los Derechos Humanos determinó que el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón es evidente sexista y discriminatorio con las mujeres en sus expresiones, y emitió una recomendación para que se abstenga de seguir utilizando este lenguaje, y que tome un curso de capacitación sobre sus deberes en la aplicación de perspectiva de género y derechos humanos.

Es sexista, estereotipado y no incluyente, determinó en su recomendación 25/2016, emitida este martes, y donde resuelve varias quejas presentadas en contra del titular del ejecutivo, por diversos actos de discriminación durante sus discursos en eventos públicos.

Desde el principio de su administración, Jaime Rodríguez ha tenido diversas expresiones como cuando dijo que "a las niñas gordas nadie las quiere", entre otras frases que ahora la Comisión Estatal de los Derechos Humanos le dice evitar, pues violentan al derecho a la no discriminación, a la protección contra injerencias arbitrarias y le recordó su deber de adoptar medidas internas que protejan y promuevan los derechos fundamentales.

En su resolución, el organismo determina que no sólo las mujeres se han visto agredidas, sino también la gente con sobrepeso, embarazadas y la comunidad lésbico-gay.

Incluso, se le recomienda a Rodríguez Calderón que tome un curso de capacitación sobre el deber preventivo de las autoridades en la aplicación de la perspectiva de género y la salvaguarda de los derechos humanos.

En el mismo tenor, la CEDHNL emitió otras dos recomendaciones, una contra el Centro de Inserción Social de Apodaca por tener a dos mujeres internadas en un lugar cuyas instalaciones están adecuadas exclusivamente para hombres, con lo que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado incumple con la disposición constitucional de separar por género a la población de los centros penitenciarios.

La otra recomendación es para la Secretaría de Seguridad Pública de Guadalupe, por violaciones a la integridad personal, trato digo y derecho a la libertad que se cometió contra un detenido, y demanda que se le repare el daño y se le brinde atención médica y psicológica a la víctima.