MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de octubre de 2017 / 07:21 p.m.

MONTERREY.- Un día después del motín que dejó 16 muertos y más de 30 heridos en el Cereso de Cadereyta, la Comisión Estatal de Derechos Humanos exigió a las autoridades estatales brindar atención médica y psicológica a los internos.

Mediante un comunicado, el organismo también señaló que en el centro penitenciario se debe garantizar el suministro de agua y los alimentos adecuados, dando un plazo de 24 horas para que el Gobierno notifique si se cumplió con estas medidas.

“Las medidas cauteraleres puntualizan la responsabilidad de las autoridades penitenciarias de preservar el nivel más alto posible de salud de las personas privadas de la libertad. Es necesario garantizar la atención médica de manera oportuna tanto en internamiento hospitalario como directamente en el centro”, dijo.

Además pidieron al Gobierno no criminalizar a los reos que participaron en los disturbios y urgieron a salvaguardar su integridad.

“Las referencias calificativas no justifican el que se comprometa el ejercicio de sus derechos humanos”.



dat