GUADALUPE SÁNCHEZ
9 de abril de 2017 / 10:17 a.m.

MONTERREY.- El Arzobispo de Monterrey, Rogelio, Cabrera López, presidió la celebración de la bendición de los ramos, que simbolizan la entrada triunfante de Jesús a Jerusalén.

El pontífice primero dirigió unas palabras a los asistentes que se congregaron en la plaza Zaragoza, en el Centro de Monterrey, para posteriormente iniciar una procesión hacia el interior de la catedral.

También se espera que se celebre una misa de Domingo de Ramos; mientras que afuera de la iglesia se estaban vendiendo ramos, canastas y espigas, en precios que iban desde los 20 a 40 pesos.