3 de agosto de 2014 / 05:05 p.m.

Monterrey.- Jesús Alberto Mendoza García, para servirle a Dios y a usted, fue como se presentó en Alianza Anticáncer Infantil un pequeño de nueve años diagnosticado con cáncer.

'Chuy', como le dice su familia y el personal que labora en la asociación, fue detectado desde hace dos años con el cromosoma Filadelfia, una anormalidad genética asociada a la leucemia.

Él está consciente de su problema, de porqué va al hospital, él sabe qué tiene y, sobretodo, cuál es el riesgo de su enfermedad, aseguraron Elizabeth García Rivas y Carlos Alberto Mendoza, padres del menor.

"Vengo cada 15 días, vengo con mi nutrióloga Tony, ella me dice qué debo de comer bien, ninguna verdura me gusta pero el plátano y la manzana sí, también vengo con mi psicóloga para platicar", compartió el pequeño, quien no dejaba de quitar la sonrisa de su cara.

A Chuy lo que más le gusta es jugar futbol y andar en bicicleta, pero también sabe que debe seguir las indicaciones del personal médico de Alianza, ya que de eso depende la mejoría en su salud, pues tiene que aumentar de peso, comer bien y, sobretodo, portarse bien en las quimioterapias.

Aunque en la asociación ya le han realizado algunos sueños, como conocer a los jugadores de Tigres, visitar el estadio, tener la playera autografiada por los futbolistas, hay algo que él quiere realizar cuando sea grande, "quiero ser policía pero mi mamá no quiere porque dice que son muy agresivos", respondió el menor al preguntarle.

"Nosotros, al principio, cuando el niño cayó lo llevamos a hacer análisis porque lo veíamos medio raro y nos dicen que tenía que ser internado, lo llevamos, lo internaron en el Materno Infantil, estuvo aislado por una infección en la sangre, no nos decían cuál era el problema. Nos mandan al Hospital Universitario, le hacen un aspirado de médula y sale el resultado, y el 10 de septiembre nos lo diagnostican con la leucemia", comentó Elizabeth, madre de Chuy.

La noticia 'desmoronó' a la familia entera, pero en el mismo hospital recibieron información que los motivó a seguir adelante, pues los doctores les notificaron sobre un trasplante de médula, lo que mejoraría la salud del niño, ya que las quimioterapias no le ayudaban mucho.

"Se hacen exámenes con los hermanos, le hacen los primeros estudios a mi hija la mayor y sale 100 por ciento compatible con él, se hace un trasplante exitoso", agregó.

"La enfermedad no ha sido un obstáculo para él, sigue adelante, muy sonriente, a pesar de su enfermedad, no me lo ha tumbado...mucha gente en el hospital se agarra de él, lo ve y se aferra a la vida con ver su sonrisa, la gente nos ha dicho yo venía pensando que no me iba a ser el transplante, pero ven a Chuy y tienen esperanzas", resaltó Carlos Alberto, padre de Jesús.

Aunque la familia sabe sobre la gravedad de la enfermedad, que puede estar hoy y mañana no, cada día es una oportunidad para ellos de seguir luchando porque Jesús esté bien.

"Que le echen ganas, que no se dejen, que peleen y también que no se sientan enfermos y que nunca se olviden de Dios", compartió Chuy al final de la entrevista.

Alianza Anticáncer Infantil

Cabe destacar que el Hospital Universitario notificó a la familia, y casi a la mayoría de los pacientes, de Alianza Anticáncer Infantil, del apoyo de la asociación con medicamentos, alimentos especiales y psicología.

"Como no sabíamos de nada, de lo que era la enfermedad, nos fue diciendo lo que era de aquí, de Alianza, de todo lo que ofrecía Alianza, estando en citas, en consultorio, no sabíamos a dónde dirigirnos, a veces para los apoyos de estudios que se les hacía, los papás que estaban en nuestra situación y doctores del hospital nos informaron de la organización", así fue como llegaron a Alianza Anticáncer Infantil.

Esta asociación, que inició su labor hace 19 años, un 29 de abril, no cobra a las familias, brinda apoyo psicológico la tanto al paciente como a los familiares. Los nutriólogos diseñan una dieta balanceada a los pacientes.

Aunque Jesús no asiste a la escuela, pues cuando se le detectó el problema decidieron no llevarlo para que no afectara su salud, además de que no tenía un avance en los estudios, en la Alianza sí se le ha visto mejoría y su cambio de ánimo se refleja a simple vista al estar siempre muy alegre, muy 'diablillo', como dicen sus padres.

Además, también los pacientes foráneos son atendidos del mismo modo, pues el tratamiento dura el tiempo que el paciente presente la enfermedad, ya que el cáncer no espera, y lo que buscan es atacarlo desde el principio.

A casi 20 años de su fundación, Alianza atiende a más de mil 600 niños y actualmente tiene a 400 con un costo mensual de 10 mil pesos cada uno, gastos que son donados por empresas y particulares, ya sea en efectivo o en especie.

Datos proporcionados por Alianza, cerca de 7 niños por cada 10 que padecen leucemia pueden salir adelante con el tratamiento adecuado y a tiempo, por lo que es importante para la asociación que esta enfermedad se detecte a tiempo para ser tratada.

¿Cómo ayudar a los pacientes de la asociación?

Alianza Anticáncer Infantil recibe donativos tanto de empresas como de particulares, además de que un gran número de voluntarios apoyan para realizar las diferentes actividades que se organizan en beneficio de los pacientes. La asociación cuenta con una campaña de reciclaje y recolecta cabello para construir las pelucas oncológicas.

Los interesados pueden acudir hasta las instalaciones ubicadas en la calle Fabriles 1845 cruz con Emiliano Zapata, en la colonia Fabriles, en el municipio de Monterrey, en un horario de Lunes a Viernes de 9:00 am a 5:00 pm, comunicarse al teléfono 8191 1070 o al correo anticancer@acancer.org 

www.acancer.org

FOTO: Perla Cecilia Rodríguez Osorio

PERLA CECILIA RODRÍGUEZ OSORIO