ALAN ELÍ PÉREZ
28 de diciembre de 2016 / 07:15 p.m.

MONTERREY.- Tras la detención de un chofer de Uber, a quien elementos de la policía de Guadalupe le rociaron gas lacrimógeno, el alcalde Francisco Cienfuegos avaló la actuación de los uniformados al señalar que actuaron en consecuencia a las violaciones cometidas por el trabajador del volante, luego de que éste tratara de evadir un punto de revisión ubicado en el cruce de las avenidas Eloy Cavazos y Santa Rosa de Lima, en la colonia México 86.

El munícipe indicó que el ciudadano desobedeció la indicación de las autoridades, evadió el filtro de seguridad y condujo en contra, situación que los uniformados tradujeron en una situación de emergencia que los obligó a tomar las medidas necesarias para salvaguardar su integridad y la de los ciudadanos, dando así respuesta a los reclamos ciudadanos que surgieron por la actuación de los policías.

El presidente municipal informó que tras su arresto, el hombre, cuya identidad fue reservada, fue turnado a las autoridades de la Procuraduría de Justicia del Estado, quienes determinarán si es responsable de algún delito