sandra gonzález
16 de diciembre de 2015 / 04:30 p.m.

Monterrey.- Los trabajadores, jubilados y pensionados, proveedores y hasta los ciudadanos de Monterrey serán los afectados con la negativa del Congreso para que el municipio pudiera adquirir 200 millones de pesos de deuda, advirtió el alcalde Adrián de la Garza Santos.

El edil cuestionó la decisión de los diputados del Partido Acción Nacional al ser "del mismo partido que dejó en crisis" a la ciudad capital.

Indicó que requerían este capital para hacer frente a los compromisos de fin de año y a la fecha no tienen recursos para pagar la segunda quincena a los trabajadores.

La situación financiera del municipio de Monterrey raya en lo critico, dijo el edil porque el fondo de ahorro de los burócratas que asciende a 30 millones de pesos desapareció.

Sin precisar si abrirán una línea de investigación al respecto, De la Garza Santos indicó que buscarán reorientar recursos para poder cumplir con los compromisos de fin de año.