MARCELA PERALES
5 de agosto de 2015 / 08:48 a.m.

Monterrey.- La problemática de desabasto de medicamentos en la clínica municipal de Monterrey es cada día más grave.

Pese a los constantes reportes y diferentes manifestaciones por parte de los burócratas, los trabajadores continúan enfrentando la falta de medicinas, especialmente para la diabetes e hipertensión.

En un sondeo realizado por el lugar, se constató que los derechohabientes acuden a la clínica y regresan a sus casas sin haber surtido la receta, debido a que el personal que labora en el nosocomio sigue argumentando que no han llegado las medicinas solicitadas.

Un caso es el del señor Alberto Rayos Rodríguez, de 86 años, quien es pensionado y se desempeñaba en el área de ornato y reforestación.

El hombre de la tercera edad acudió la tarde del martes a la clínica porque una trabajadora municipal le había asegurado por vía telefónica que su medicamento ya estaba listo.

Al llegar a surtir su receta, el señor Alberto recibió la misma respuesta de los últimos meses: sus medicinas no estaban en existencia.

"Viene uno aquí y que no hay medicina. Ahorita acabo de hablar, hace una media hora, hablé preguntando por estas medicinas y me dijeron que sí había, y ahorita vengo aquí y me dijeron que no hay. ¿Para qué echan mentiras?", cuestionó.

El afectado pidió hacer pública su inconformidad, y fue así como en menos de cinco minutos, una trabajadora que no se identificó salió para darle las medicinas que minutos antes le habían negado.

El señor Alberto explicó que gana una pensión menor a los cinco mil pesos al mes, y que en las últimas semanas ha tenido que utilizar su dinero en la compra de medicinas para poder mantener su salud, además del gasto de los traslados a la clínica.

Clínica de Monterrey
Los problemas tienen entre tres y cinco meses, señalaron algunos de los afectados | MARCELA PERALES

Esta misma situación fue denunciada por otros burócratas y familiares de trabajadores, que prefirieron reservar su identidad.

"Faltan muchos medicamentos aquí, la gente se ha quejado de que no les ponen atención a los pacientes y yo creo que falta más gente por atender.

"Yo llegué a consultar en la mañana, como a las nueve de la mañana, y ahorita es momento que todavía no me entregan mi medicamento; tuve que ir a comer y regresar, sí hay un desabasto bastante marcado".

Otro caso es el de Guadalupe Benavides, quien en cuatro meses ha gastado casi cinco mil pesos en insulina porque en la clínica no se la han proporcionado desde el pasado mes de marzo.

"Cuesta 300 pesos el frasquito (...), yo me pongo más unidades y mi esposo también", dijo.

¿Cuánto gasta en venir a la clínica?

"Como 100 pesos (diarios)", respondió la mujer, también de edad avanzada.

Otros afectados señalaron que llevan de tres a cinco meses sin poder surtir su receta, y los trabajadores de la clínica les piden asistir a diario para ver si su medicina ya llegó.

Algunos, incluso, se han visto en la necesidad de comprar sus medicamentos por fuera o pagar especialistas privados, a fin de conservar su salud.

Cada día peor...

-En los últimos meses se ha registrado un problema de desabasto de medicinas en la clínica municipal de Monterrey, lo cual ha afectado a trabajadores y pensionados.

-Un caso es el de Alberto Rayos, de 86 años, quien tiene meses yendo al nosocomio para surtir la receta, pero la respuesta siempre es la misma: no hay medicamentos.

-Una situación similar vive Guadalupe Benavides, quien ha gastado hasta cinco mil pesos en insulina debido a que la clínica municipal no se la puede proporcionar.