22 de mayo de 2014 / 10:37 p.m.

Monterrey.- Aunque aclaró que el Estado no tiene injerencia en la revocación de 19 casinos de Juan José Rojas Cardona, el jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene Zambrano, indicó que colaborarán con la Secretaría de Gobernación para que las medidas sean respetadas.

Esto luego de la revocación y cierre de las casas de apuesta, propiedad de Entretenimiento de México (Emex), como los casinos Palmas y Sportzone.

"Lo que realmente el Gobierno del Estado ha estado haciendo es atento a la colaboración que podamos contribuir con estas medidas que son del Gobierno Federal, que donde el Gobierno del Estado no tiene una injerencia directa. Si se está haciendo porque hay legalmente razón para hacerlo, pues se tendrá que acatar estos mandatos de la Secretaría de Gobernación en particular", indicó.

El funcionario estatal indicó que no existen consecuencias para el Estado por el cierre de las casas de apuesta, ya que se trata de un procedimiento que se realiza a través de la federación.

De acuerdo a información oficial, los casinos establecidos en Nuevo León, que fueron revocados, son el Palmas Escobedo, Palmas Guadalupe, Palmas Santiago, Palmas Bellavista y Palmas Monterrey, cerrados desde el 14 de abril por decisión de la compañía.

También se encuentran en la lista Palmas Lincoln (antes Adana), Palmas Sportzone San Pedro y Crystal Palace, que los municipios de San Pedro y Monterrey clausuraron en años pasados y que ya no operaban como casinos.

Emex consiguió el permiso para abrir 50 centros de apuestas en 2005 y abrieron 26 negocios de este giro.

FOTO: ARCHIVO

SANDRA GONZÁLEZ