ALEXANDRA AMAO 
28 de abril de 2017 / 08:32 a.m.

MONTERREY.- El Día del Niño está muy próximo y muchos de los festejados ya comenzaron a celebrar su día realizando ciertas actividades en casa y en las escuelas aunque algunos más lo hacen en su empleo.

Y es que los llamados paqueteros o "cerillitos" combinan sus estudios con el trabajo para autoregalarse ciertas cosas con los ingresos que obtienen gracias al apoyo de los clientes que compran en supermercados.

Las ganancias para los pequeños trabajadores varían dependiendo del día las cuales invierten en ciertas necesidades.

De cuatro a seis horas puede durar su jornada en la que no cuentan ni con seguro ni con algún tipo de incentivo.

Para poder ingresar a las empresas bajo el perfil de empacador voluntario se requiere de una serie de requisitos.

Aunado a sus labores, los menores también ayudan a acomodar carritos o a llevar la mercancía al vehículo de sus clientes.

Aunque el trabajo que realizan no exige mucho y sus gastos son menores ellos comentaron que les gustaría recibir un sueldo que los apoye en caso de que en sus propinas no les vaya tan bien.