iram oviedo
4 de septiembre de 2015 / 12:58 p.m.

Monterrey.- Algunos de los comerciantes que el pasado miércoles fueron despojados de sus pertenencias y desalojados de la Macroplaza, se dieron cita este viernes en la Plaza Zaragoza, frente al Palacio Municipal de Monterrey, para exigir que les sean devueltas sus mercancías, así como el dinero que habían pagado por los permisos.

El grupo de vendedores que se establecía en el centro de la Macroplaza piden que, de lo contrario, los dejen trabajar en el lugar.

Los comerciantes se encuentran indignados debido a que ya habían pagado tres permisos, dos de 771 pesos y un último de 2 mil 800, el cual aseguraba que podían usar el lugar para llevar a cabo su trabajo hasta el 1 de octubre, pero un mes antes de que el plazo se cumpliera, inspectores les pidieron abandonar el lugar.

Los afectados cuentan que primeramente obtuvieron el permiso del Gobierno del Estado, de Parque y Vida Silvestre de Nuevo León, el cual les permitía usar el lugar del 24 de julio al 20 de agosto.

Posteriormente obtuvieron el permiso de municipio, que les dejaba trabajar ahí hasta el 1 de octubre, pero por lo contrario, en respuesta al desalojo, cuentan que se les dijo que el permiso había expirado y ya no podían estar en esa área.

Por el momento, los afectados se encuentran sin trabajo, por lo que no tienen ningún ingreso económico y aseguran “no tienen para comer”.

“Antier llegaron los de comercio y traían policías, nos empezaron a empujar, a pegar, y quitaron unas mercancías de nuestra compañera y los demás, y hubo peleas. […] nosotros no hallamos que hacer y ahorita estamos sin comer”, relata Catalina González, quien junto con su esposo viene desde la Sierra de Jalisco y ya llevaba en el lugar dos meses trabajando.

Jesús Hurtado, del Municipio de Monterrey, aseguró que la mercancía decomisada les será devuelta sin costo alguno, pero hasta el momento no se les ha entregado nada a los comerciantes, quienes no se piensan rendir hasta obtener una respuesta.