ERIK SOLHEIM ROCHA
6 de diciembre de 2016 / 08:27 p.m.

MONTERREY.- El 2016 ha sido un año complicado para muchos, sobre todo en el ámbito económico. Aquellos que se encuentra a un pasito de recibir ayuda divina tampoco pasan buenos momentos.

Un ejemplo son los comerciantes de la Basílica de Guadalupe, quienes a menos de una semana de las tradicionales mañanitas a la Virgen Morena, reportan bajas ventas.

Esto se da a pesar de que los artículos que ellos venden van desde religiosos hasta los que alegran el corazón.

Pero como no todo es ayuda divina, los comerciantes tienen que convertirse en magos de las ventas para conseguir el dinero para llevar a casa.

Los comerciantes esperan que desde el viernes próximo las ventas mejoren y el arribo de peregrinos no sólo colme de felicitaciones a la Virgen de Guadalupe.