GUSTAVO MENDOZA
7 de febrero de 2016 / 12:30 p.m.

Monterrey.- Si con la música ya existió un movimiento llamado avanzada regia, el mismo término pareciera aplicarse ahora al mundo del cómic.

Como no se había visto en años anteriores, jóvenes regiomontanos dan sus trazos y color a historietas generadas en los grandes monstruos editoriales como son Marvel o DC Comics.

Pero no sólo emigra el talento, sino que en la localidad ya se editan historietas o novelas gráficas de mejor calidad, en espera de un público lector, el cual, aseguran, crece de manera constante.

En Fixión Narradores han percibido este fenómeno. Dono Sánchez y Rojo Caballero generaron este concepto en 2013 y a la fecha les ha servido para editar seis novelas gráficas: dos números de Turbodesafiante (Dono Sánchez), un número de Ultrapato (Édgar Delgado y Omar Lozano) y la trilogía de Nómadas del yermo (Raúl Treviño).

"El interés inicial era hacer historias que no ibas a leer en otra parte", comenta Rojo Caballero, editor.

El impreso sigue vivo

En una época en donde se habla más del formato digital para la promoción de iniciativas culturales, la novela gráfica o historietas no sólo se abren camino a través de redes sociales, sino que en formatos impresos.

Hace 15 años ya se hablaba de la exportación del talento mexicano a principales editoriales como Marvel o DC. Ahora estos jóvenes no sólo emigran, sino que generan proyectos locales.

"Hay algo curioso, nosotros empezamos con Turbodesafiante como un webcomic, pero como que a la gente de aquí le gusta el objeto, para su colección. Por eso decidimos imprimirlos", indica Dono Sánchez, ilustrador.

Marte Gracia, por ejemplo, es ahora artista exclusivo de Marvel y su trabajo se puede apreciar en ejemplares de The Amazing Spider-Man, aunque también ha colaborado en X-Men vol. 2, Dark Wolverine o Deadpool.

"Ser colorista te permite ser el fotógrafo de la historieta, en convertir en la persona que lleva al lector de la mano dentro de la historia", refiere Gracia.

Creatividad múltiple

Una página de cómic puede valer de 800 a mil 500 pesos para un dibujante. Pero el mercado actual no se limita sólo a elaborar historietas, pues su creatividad es requerida para videojuegos o aplicaciones para teléfonos inteligentes.

Para desarrollar un espacio de generación de talentos, Fixión Narradores (Tapia, casi esquina con Félix U. Gómez, centro) se desarrollará la iniciativa Comix Masters.

Durante todo el año se ofrecerán cursos de dibujo, guión, fotografía, ilustración, color digital y de otros aspectos, mismos que serán impartidos por talento regiomontano que se desempeña en Estados Unidos.

Por lo pronto, Fixión Narradores ya prepara el lanzamiento de Scarlet, la princesa pirata, tratándose del primer comic infantil que editan. Además viene la novela gráfica de Siniestro, cazador de demonios para este año.

Para conocer más sobre la oferta de cursos y el catálogo de publicaciones, los interesados pueden ingresar a la página fixion.com.