31 de marzo de 2014 / 11:18 p.m.

Monterrey.- Ante el clamor generalizado de los automovilistas, ya comenzaron a desatorarse los puentes joroba en construcción tanto en Leones y Pedro Infante, que ya entraron en operación, como el de Sendero y Universidad, que podrían ser abiertos esta misma semana.

Un recorrido aereo sobre las obras permiten observar el avance de estos trabajos, aunque en la zona poniente, en Cumbres, el tráfico que se acumulaba a la altura de la rotonda de Pedro Infante, donde fue construido el puente elevado, pareció desplazarse hacia otros lugares.

Y es que, por ejemplo, el acceso a las nuevos desarrollos residenciales en los límites territoriales de Monterrey y García recibieron la avalancha de autos que ahora se atoró en una batería de semáforos a dos kilómetros y medio al poniente del puente entregado parcialmente este lunes. En esta obra aún no concluyen los accesos por las laterales, aunque hay promesa de entregarla concluida antes de Semana Santa.

Mientras tanto, por avenida Universidad continúa el viacrucis de quienes intentan circular a la carretera a Laredo o por la Avenida Sendero. Pero una chispa de esperanza parece brillar.

Tal vez esta misma semana pudiera ser entregado, tal vez en abonos, el cuerpo principal de este puente joroba que permite conectar directamente la carretera a Laredo con avenida Universidad, brincando sobre Sendero.

Los usuarios de esta última avenida aún no tienen motivos suficientes para alegrarse. Apenas a 100 metros al este, aun faltaría un mes y medio para concluir un puente a la altura de la estación del Metro sobre la carretera a Colombia, que es construido conjuntamente por los ayuntamientos de Escobedo y San Nicolás.

Otros rabajos siguen rezagados, como Lázaro Cárdenas y Garza Sada al sur de Monterrey; y Díaz Ordaz y La Fama, en Santa Catarina... Donde, donde... Ya les platicaremos lo que descubrimos.

Joel Sampayo Climaco