6 de noviembre de 2014 / 02:13 a.m.

Monterrey.- El fallecimiento del ex juez penal y catedrático universitario José Luis Hernández Mata sorprendió a litigantes con los que el profesionista trabajó hombro a hombro durante tres décadas.

Uno de ellos es el abogado penalista Horacio Moyar Quintanilla, quien se ha desempeñado en los diferentes tribunales a lo largo de más de 40 años.

Al igual que otros abogados, Moyar Quintanilla lamentó el repentino deceso de Hernández Mata, acaecido el martes en un aula universitaria.

"Se encuentra de luto el foro nuevoleonés, así como la Judicatura, ya que (José Luis Hernández) sirvió al Poder Judicial por 30 años, y ahí él ya estaba jubilado", señaló.

Moyar Quintanilla reconoció la labor que el abogado llevó a cabo durante años al frente de un aula en la enseñanza del Derecho, en la Máxima Casa de Estudios en el Estado.

"Es decir, alentando la Flama de la Verdad falleció, impartiendo su cátedra en la gloriosa Universidad de Nuevo León, en la Facultad de Derecho y Criminología", dijo el abogado.

Del mismo modo, Horacio Moyar describió al exjuez octavo penal de Monterrey como un funcionario íntegro, abierto y que siempre estuvo dispuesto a escuchar a las partes en conflicto.

"Él sembró la semilla del saber, como lo dije ahorita, y pues son conocimientos que les quedan grabados a los alumnos, y que aparte de ello, al ejercer la profesión, la tienen que aplicar.

"Y como juzgador, (Hernández Mata) fue una persona imparcial, justa, y resolvía conforme a derecho", puntualizó desde su oficina en el centro de Monterrey.

José Luis Hernández Mata murió la tarde del martes, mientras impartía una clase en la Facultad de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El catedrático comenzó a sentir malestares, aparente relacionados con insuficiencia cardiaca, y quedó sin vida ante la mirada de decenas de alumnos.

El profesor fue juez octavo penal de Monterrey durante algunos años, y al final de su carrerea judicial, hasta 2005, se desempeñó como juez mixto en el municipio de Galeana, Nuevo León.

FOTO: Leonel Rocha

AGUSTÍN MARTÍNEZ