8 de noviembre de 2014 / 02:18 a.m.

 

 Monterrey.- El líder de la CNOP que fue acribillado el pasado 27 de octubre y quien fue el único sobreviviente del ataque, se recupera de las lesiones que lo mantuvieron al borde de la muerte y este jueves compareció ante el agente del Ministerio Público que investiga los hechos, en los que asesinaron a sus tres acompañantes.

Aunque, las autoridades manejan con hermetismo el caso, trascendió que Humberto Reyes Martínez declaró en calidad de testigo dentro de la averiguación previa que se integra por el homicidio de Eloy Alejandro Amaro Martínez, Marco Antonio Limas de la Cruz y Artemio González Wong, ex director de la Policía de Escobedo y ex coordinador de seguridad en el municipio de Guadalupe.

La diligencia se realizó en el Hospital Universitario, donde Reyes Martínez se encuentra internado desde el día de los hechos, en los que recibió varios disparos de arma de alto poder en el área, principalmente, del tórax.

En presencia de funcionarios de la Procuraduría de Justicia y de personas de su confianza, Reyes Martínez mencionó que actualmente desempeña tres funciones, entre esas, la de líder sindical y como colaborador en el jurídico del municipio de Monterrey.

Respecto al ataque que sufrió, cuando circulaba en una camioneta por avenida Constitución y Venustiano Carranza, a la altura del túnel, el lesionado aseguró desconocer los motivos por los que los acribillaron.

Dijo que tenía poco tiempo de conocer al ex funcionario policiaco de Escobedo y Guadalupe.

En relación a los ex elementos de la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey, Eloy Alejandro Amaro y Marco Antonio Limas explicó que cambió sus plazas del área operativa a la administrativa para poder llevárselos como sus colaboradores.

Esas fueron algunas de las cosas que Reyes Martínez mencionó en la versión que dio ante el representante social comisionado en la investigación de los hechos en los que recibió los disparos que lo mantienen hospitalizado.

FOTO: Carlos Rangel

CON INFORMACIÓN DE DORA IRENE RIVERA