REDACCIÓN
15 de febrero de 2017 / 06:48 a.m.

MONTERREY.- Aunque su declaración había sido desechada, el ex director de auditoría de la Secretaría de la Contraloría de Monterrey, José Mario Guadalupe Domínguez Cortés, tendrá que comparecer en el juicio final, si la ex alcaldesa Margarita Arellanes y sus coacusados pierden el amparo que promovieron contra el auto de vinculación que enfrentan por ejercicio indebido de funciones públicas y ejercicio abusivo de funciones públicas.

Esa resolución la emitió el juez de la décimo cuarta sala del Tribunal Superior de Justicia, Leonel Cisneros Garza, al resolver la apelación que hizo el agente del Ministerio Público de la Subprocuraduría Anticorrupción que integra la carpeta del caso y el defensor del inculpado Aldo Ariel Cepeda López.

La prueba fue desechada en agosto del año pasado por la juez de control que recibió la acusación formal y el pliego de pruebas en contra de Margarita Arellanes y siete de sus ex colaboradores.

Pero, el magistrado revocó la determinación y estableció que Domínguez Cortés debe comparecer para que aclare los detalles de la auditoría que realizó y en los cuales se especificó el contrato de los servicios del despacho de abogados al que le pagaron 8 millones 207 mil 546 pesos.