23 de abril de 2014 / 02:20 a.m.

En 1990, cuando el Sumo Pontífice visitó la ciudad ella hizo un acto espontáneo; le mandó una carta y le escribió "Bienvenidos a Monterrey, de parte de todas las madres de Nuevo León".

Monterrey.- Alicia Franco es habitante de la colonia Cuauhtémoc, sin embargo hace 24 años recibió una carta, una fotografía y un autógrafo del Papa Juan Pablo II.

En 1990, cuando el Sumo Pontífice visitó la ciudad ella hizo un acto espontáneo; le mandó una carta a través del Arzobispado, y le escribió "Bienvenidos a Monterrey, de parte de todas las madres de Nuevo León". 

La sorpresa fue que un par de meses después el cartero le entregó un sobre, en él contenía una fotografía con un mensaje del Papa Juan Pablo II.

Pero reviva aquí la historia: