ISRAEL SANTACRUZ
4 de septiembre de 2017 / 06:30 p.m.

MONTERREY.- El nombre de Don Roberto Hernández Junior engloba mucho más que de lo que tres palabras y un hombre pueden contar.

Miles de anécdotas y un sinfín de recuerdos es lo que sus amigos y conocidos atesorarán de él. José Maiz, el presidente del equipo Sultanes, señala que siempre le recordaba a “Guacho Nieto”.

“Me decía ah qué jijo de Guacho Nieto. Y Guacho Nieto fue el primer campeón bateador de la Liga Mexicana (de Beisbol) allá por 1939, y me acuerdo de él, siempre decía Guacho Nieto, Guacho Nieto”, relata el empresario.

Algunos otros recordaron los momentos que vivieron junto a él aunque de diferentes trincheras, como el ex director deportivo del Club de Fútbol Monterrey, Luis Miguel Salvador.

“En los momentos más difíciles siempre me respetó y me dio una palmada de apoyo, me dio la mano, y siempre hablando de lo positivo, no de lo negativo, para salir adelante y esas cosas a mí no se me olvidan. Quise estar un último ratito con él porque ¿quién no va a recordar a Don Robert y sus frases?”, expuso.

Algunos compañeros de carrera recuerdan con cariño esos inicios, como el comentarista y conductor Ernesto Chavana, quien por años participó como cronista deportivo, inició negocios con Roberto Hernández Jr y mucho más.

“Cuando era director comercial de la revista Futbol al Día que hacia Don Roberto y que conseguí el primer patrocinador, y luego cuando hicimos un negocio con MASECA y que no nos resultó y luego nos demandaron y andábamos sufriendo. Son cosas que no se olvidan.

"Cuando empecé mi carrera siempre veía a Don Roberto como la figura, a quien yo debía seguir, le aprendí mucho al maestro, en la conducción, en la manera de hacer polémica. Tengo mucho que agradecerle a Roberto Hernández Vásquez”, afirmó Chavana.

Algunos otros compañeros de mil batallas atesora los momentos con el amigo que se fue, como el arquitecto Héctor Benavides.

“Aunque estaba enfermo no pensamos fuera a suceder esto ahora. Yo lo mencionaba con él, algún día nos retiramos y si tú te vas yo te sigo el siguiente mes, pero hablábamos de retiro, no de esto. Él estructuró la radio deportiva en nuestra empresa y con el éxito que tiene”, afirmó.

Detrás de esa sonrisa esos lentes y esa pasión, queda un legado imborrable de la historia deportiva en Nuevo León y México.


dat