1 de marzo de 2014 / 12:04 a.m.

De acuerdo a los tiempos marcados, la Cámara de Diputados tiene como plazo el 30 de abril para definir las leyes secundarias que despejen todas estas dudas. 

Monterrey.- A unos meses de que arranque el año electoral, la incertidumbre y la indefinición reinan en el organismo local encargado de los comicios.

La aprobación de una reforma política, que conlleva la creación de un Instituto Nacional de Elecciones, tiene de cabeza los tiempos y la organización del proceso.

Así, a nivel local se desconoce si los actuales comisionados se quedan o se van, cuáles serán las competencias de cada instancia, sus funciones, tiempos, e, incluso, la fecha exacta en que se dará el banderazo a las precampañas y campañas.

"Son muchos temas en los que incide la reforma, temas como la capacitación, la designación de los funcionarios de casilla, la designación de la ubicación de las casillas, temas como la fiscalización, que hoy pasa a ser parte de una facultad exclusiva del Instituto Nacional Electoral, está por definirse como se haría ese traspaso de funciones.

"Yo no le llamaría un caos, yo llamaría simplemente una etapa muy importante de grandes indefiniciones, no obstante, yo veo que al menos a nivel Congreso federal, están preocupados y actuando a fin de generar esas definiciones", consideró Luis Daniel López, presidente de la CEE.

El problema abarca otros rubros del proceso electoral, como la integración de las mesas directivas de casilla, pues no está claro a que instancia le corresponde el nombramiento, esto a pesar de lo relevante que resulta tal designación.

López advirtió que estas circunstancias no han detenido los trabajos y el calendario electoral avanza conforme a lo planeado hasta el momento, pero los tiempos apremian pues conforme avancen los meses, más difícil será acomodar todo a última hora.

De acuerdo a los tiempos marcados, la Cámara de Diputados tiene como plazo el 30 de abril para definir las leyes secundarias que despejen todas estas dudas. Esto significa que a los diputados locales les quedarán dos, o a lo sumo tres meses, para hacer las adecuaciones al marco legal de Nuevo León.

Estas fechas dependerán de si la elección se lleva a cabo el primer domingo de julio o de junio. De ser la segunda opción, el año electoral iniciaría en octubre del presente año y no hasta noviembre, y los 90 días para modificar la legislación electoral también se recorrerían.

"Si a la hora de implementar la reforma se decide que no se requiere correr el inicio de este proceso, que simplemente hay que recortar un mes la etapa preparatoria del proceso electoral, pues eso implicará la definición para establecer esos 90 días…es un tema que en este momento no está cierto", explicó López.

Por enredado que esto suene, no es cosa menor. Estas modificaciones también impactan a los funcionarios de elección popular con aspiraciones, que tampoco tienen clara la fecha límite para separarse del cargo.

A pesar de estas circunstancias, la Comisión Estatal Electoral sostiene que habrá comicios, para lo cual esperan definiciones legales a la brevedad.

López tampoco descartó que dada la cercanía de la jornada en el 2015, el INE decida que los actuales comisionados se mantengan en sus puestos para no entorpecer la organización del proceso.

LUIS GARCÍA