6 de diciembre de 2014 / 12:26 a.m.

Monterrey.- Pese a los diferentes cuestionamientos, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) consideró como un error detener el proyecto de Monterrey VI porque es necesario para la entidad, por lo que la obra seguirá su curso como se tenía previsto.

Durante la reunión del Consejo de la Cuenca del Río Bravo, el delegado de la Conagua en el Estado, Óscar Gutiérrez, señaló que es indispensable buscar otras fuentes de abastecimiento.

"En la Comisión Nacional del Agua sin duda respaldamos el proyecto porque es una necesidad como en todas las ciudades del país.

"La necesidad de una nueva fuente es inevitable en función de que el crecimiento de nuestra región y el impulso que tiene esta región no se puede detener, no podemos parar el crecimiento".

El funcionario federal señaló que de detener el proyecto, la obtención del agua sería más urgente en los próximos años.

Consideró que tendrían que pasar unos cuatro o cinco años para volver a asegurar el líquido para Nuevo León.

"Si nosotros queremos reaccionar en el noreste del país después de cinco o seis años cuando tengamos una crisis, probablemente la mala noticia es que también las aguas del Pánuco ya estén reservadas o acaparadas para otros usos.

"No quisiéramos volver a una crisis como la que se tuvo en los ochentas y parte de los noventas en las que el agua se pandeaba porque no había suficiente, y eso atenta contra la seguridad y tranquilidad de todos".

Informó que actualmente la ciudad de Monterrey se abastece con 12 mil 500 litros por segundo, de los cuales, entre mil 500 y 2 mil litros están fuera de la sustentabilidad, es decir, en promedio se están extrayendo cerca de 2 mil litros por segundo de la reserva de agua subterránea, lo que ocasiona la baja en los niveles de los acuíferos.

Por su parte, el subdirector general técnico de la CNA, Felipe Arreguín, aseguró que los estudios realizados para Monterrey VI son factibles para el Estado.

Informó que en el país se lleva a cabo la construcción de acueductos para llevar el agua a las zonas que lo necesiten.

"Tenemos en el país un gran problema con la extracción del agua del subsuelo, se están hundiendo las ciudades. Estamos haciendo reservas en muchas partes. Aquí en la Cuenca del Pánuco hay varias ciudades que están pidiendo ´dame una reserva´ para mucho tiempo, eso se está haciendo en todo el país.

"El otro problema que tenemos es que no tenemos cerca las fuentes para abastecernos, entonces estamos haciendo acueductos en muchas partes del país".

Arreguín citó como ejemplo la Ciudad de México, Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato, además de Nuevo León.

"En todo el país estamos haciendo reservas, estamos buscando como acercar el agua y todo esto es previsión.

"Aquí estamos sobre explotando este acuífero, tenemos que planear, tenemos que buscar agua y tenemos que traerla de donde existe en este momento, claro, cumpliendo como se hizo, con todas las reglas y documentación que nos pide la Semarnat".

Por último, ambos funcionarios señalaron que no se descarta la posibilidad de que la CNA destine más recursos para el proyecto ya que aún no existe un techo financiero para la obra. 

FOTO: Archivo

MARCELA PERLAES