MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de junio de 2016 / 08:40 p.m.

Monterrey.- Luego de que esta tarde se dieran a conocer acusaciones en su contra por parte de la Fiscalía Anticorrupción, el ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, dijo que durante su gestión no ha llevado a cabo ninguna conducta indebida, por lo que tiene la conciencia tranquila.

A través de un comunicado, el ex mandatario estatal dijo que desde que inició la nueva administración, la prioridad del Gobierno del Estado ha sido perseguirlo, al grado de crear una subprocuraduría cuyo único objetivo ha sido inculparlo mediante pesquisas carentes de sustento jurídico.

“Como es del conocimiento público, durante la campaña para la elección de gobernador del Estado de Nuevo León, fui objeto de imputaciones falsas que han incluido a mi familia.

“El titular de la subprocuraduría anticorrupción ha llevado a cabo pronunciamientos públicos que evidencian parcialidad y constituyen un juicio paralelo ante la sociedad, violando nuestro derecho humano a ser tratados como inocentes durante el procedimiento, provocando un efecto corruptor en el mismo, como lo han señalado la suprema corte de justicia de la nación y las cortes internacionales”, reza el escrito.

Medina afirma que la conferencia de prensa que dio la Subprocuraduría Anticorrupción la tarde de este viernes, es prueba de que estamos en presencia de una persecución política.

Cuestionó que el anuncio se haya dado en las vísperas de un proceso electoral de gran importancia en el país, y en el momento en que “el Gobierno del Estado enfrenta severas crisis de inseguridad y disminución en la inversión”.

“Desconozco el sustento legal de las acusaciones, ya que no fui citado por el Ministerio Público, lo que me hubiera permitido responder a las infundadas acusaciones, sin embargo, el día de hoy se hizo patente que su interés es el escándalo público para distraer la atención de la sociedad de los verdaderos problemas, y no el conocimiento de la verdad”.

Por último, Rodrigo Medina afirmó que acudirá a los tribunales competentes, los cuales, de acuerdo al ex gobernador, reconocerán lo infundado de las acusaciones.