REDACCIÓN
19 de agosto de 2016 / 04:02 p.m.

MONTERREY.- El ex secretario de Desarrollo Económico del Estado, Rolando Zubirán Robert, quedó imputado por ejercicio indebido de funciones públicas por el caso Kia, pero su defensa presentó nueve pruebas y con ésas pretende que este sábado sea exonerado del único delito que le atribuyeron los agentes del Ministerio Público de la Subprocuraduría Anticorrupción, quienes por el contrario esperan iniciarle el juicio correspondiente.

La Subprocuraduría Anticorrupción presentó este viernes a Zubirán Robert ante la juez de control, Bertha Yadira Vaca, como probable responsable de haber realizado y otorgado adquisiciones y ex cesiones de bienes inmuebles y de diversos servicios con la firma del convenio con Kia Motors, el cual se celebró el 27 de agosto del 2014.

Para sostener dicha acusación, los fiscales presentaron las mismas pruebas que expusieron durante las audiencias del ex gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, y del ex tesorero, Rodolfo Gómez Acosta.

Los representantes sociales volvieron a dar detalles de los pormenores de la denuncia que presentaron, el pasado 28 de enero, la jefa de la unidad anti corrupción, Mariana Téllez Yáñez, y Juan Francisco Livas Cantú.

Con esa denuncia insistieron en que al igual que otros ex funcionarios, Rolando Zubirán comenzó a disponer de incentivos económicos que no tenía el gobierno del estado antes de que Kia Motors los solicitara para aceptar establecer la armadora en la entidad.

Después de escuchar a los fiscales, la defensa de Rolando Zubirán, encabezada por el abogado Javier Coello Trejo, su hijo Javier Coello Shwarth, y Fernando Bravo, anexaron a la carpeta judicial nueve pruebas documentales con las que pretenden acreditar la inocencia de su representado.

Entre esas pruebas están diversos oficios fechados, algunos, desde febrero del 2014, con los cuales pretenden acreditar que todo se formalizó antes de la firma del convenio y un documento de un análisis legal que realizaron los abogados Luis Antonio Mendoza Garza y Mario Alberto Zambrano Ábrego, del despacho Santos-Elizondo.

Los litigantes contratados, en su momento, por la Secretaría de Desarrollo Económico, analizaron la veracidad y legalidad de cada uno de los movimientos que realizaron los ex funcionarios para conseguir la firma con la armadora, la cual advirtieron se realizó apegada a los lineamientos establecidos por la ley.

Después, el mismo Zubirán Robert aceptó declarar: "Estoy orgulloso de haber trabajado para el Gobierno del Estado y aseguró que Kia Motors nunca recibió un peso antes ni después de la firma del contrato. Incluso, los bienes inmuebles que reclaman siguen a nombre del gobierno del estado y no fue una sola persona la que participó en la firma, fueron varias personas, dependencias y empresarios.

"Estoy en la mejor disposición de que investiguen mi patrimonio, porque no me van a encontrar cuentas ni inmuebles en el extranjero. Con esta situación lo único que me ha pasado es afectar la imagen de mi familia".

Luego, por recomendación de sus defensores, se apegó a los beneficios del artículo 20 para no responder a los cuestionamientos de la Subprocuraduría, ni de su propia defensa.

Al concluir el debate de las partes, la juez estimó que el caso era complejo y que, de acuerdo a la ley, tiene 72 horas para resolver la situación jurídica, por lo que citó a todas las partes para este sábado a las 09:30 horas para dar a conocer su decisión de vinculación o no vinculación en el caso.