SANDRA GONZÁLEZ

Monterrey.- Pese al encarecimiento de las multas de Tránsito y el incremento de causales de infracción, los conductores continúan retando a los agentes viales.

En un ejercicio realizado por Telediario se observó que textear o hablar por teléfono al volante es una práctica común.

Si bien no existe una estadística oficial del número de accidentes a raíz de conducir y utilizar el celular, en los partes de Tránsito de los municipios quedan las evidencias con las declaraciones de los conductores y testigos.

Recientemente los municipios aprobaron castigar a quienes incurrían en esta práctica, algunos impusieron sanciones ejemplares como los municipios de San Pedro y Monterrey, en donde las multas llegaban hasta los 14 mil pesos como máximo.

Sin embargo uno de los cambios del Reglamento de Tránsito Homologado, fue fijar una sola cantidad para todos los municipios.

En el artículo 206 del reglamento se indica que hay infracción por sujetar aparatos de comunicación, ya sea teléfonos celulares, radios o cualquier aparato electrónico u objeto derivado de las nuevas tecnologías de la información y comunicación amerita una multa de 20 a 30 cuotas de salario mínimo.

Esto significa que el automovilista deberá pagar desde mil 460 hasta dos mil 191 pesos y es una falta considerada como grave, por lo que no aplica el descuento del 50% al pagar dentro de los primeros 15 días.

Multa por textear

Esta falta es recurrente, así se comprueba con la cantidad de multas impuestas por los municipios durante el 2016.

De acuerdo con la información que proporcionaron, en el municipio de Apodaca es donde los automovilistas son más indisciplinados, ya que se contabilizan 3 mil 50 infracciones.

En San Pedro durante este año se han aplicado mil 218.

Le sigue en cantidad de infracciones el municipio de San Nicolás donde se contabilizan 292 desde noviembre de 2015 a la fecha, recaudando poco más de 200 mil pesos.

En el municipio de Guadalupe tienen un promedio mensual de 200 multas por textear.

Esto es lo que comentan los automovilistas sobre el Reglamento Homologado

En Escobedo, donde cometer esta infracción cuesta 491 pesos, se han impuesto sólo 13 durante el año.

De acuerdo a la opinión de expertos en materia vial, castigar el bolsillo de los conductores era necesario para crear conciencia.

"Tenemos serios problemas de tráfico y serios problemas de seguridad vial. Los reglamentos imperantes no han dado buenos resultados, cualquier reglamento tiene como objetivo modificar conductas, las multas van a donde se supone que duele", mencionó Moisés López Cantú.

Como ejemplo de las consecuencias de hablar y conducir al mismo tiempo, a inicios de mayo ocurrió un accidente donde una mujer atropelló a dos personas de las cuales una murió. El hecho ocurrió en la colonia Fuentes del Valle, del municipio de San Pedro; testigos aseguraron que la mujer iba a exceso de velocidad y hablando por celular.