29 de abril de 2014 / 09:30 p.m.

La funcionaria reconoció la labor de los elementos del Ejército y de la Marina al mando de las corporaciones preventivas, pues se logró poner un freno a la delincuencia que azotaba la región.

Monterrey.- La alcaldesa de Monterrey admitió que llegará el momento en que el Ejército deberá regresar a sus cuarteles, y los militares que ahora ocupan cargos de mando en las Policías, tendrán que entregar la estafeta a ciudadanos de la sociedad civil.

Sin embargo y en virtud de que aún no se logra erradicar del todo la delincuencia, es necesario que esos cambios se den poco a poco... y todavía no es el momento.

"Yo creo que es parte de un proceso que tiene que irse dando. En el 2009, precisamente cuando fue el momento más difícil en materia de seguridad en nuestro estado y, bueno, en nuestra zona metropolitana, es que se fue tomando la decisión de tener dentro de los mandos a personas con formación militar", indicó Margarita Arellanes.

La funcionaria reconoció la labor de los elementos del Ejército y de la Marina al mando de las corporaciones preventivas, pues se logró poner un freno a la delincuencia que azotaba la región.

Pese a ello, dijo, es necesario que al final, cuando se obtengan aún mejores resultados en el combate al crimen, se deje la responsabilidad de las corporaciones en civiles.

"Yo creo que hay que tomar lo bueno de ellos en cuanto a la disciplina, y también en cuanto a ese orden que le han dado a las corporaciones, pero también sabemos que es cierto que hay que ir migrando de manera paulatina, a buscar tener una policía cien por ciento civil", agregó.

Expresó que por el momento la administración municipal no contempla realizar movimientos en los puestos directivos de la Secretaría de Seguridad y Vialidad.

No existe un plazo o un término para que los civiles regresen a esas funciones, pero por ahora no se tienen ningún plan al respecto.

"–¿Llegará un momento en que el Ejército y los mandos regresará a sus cuarteles? –Claro están todas las Policías, tanto estatales como municipales, están llamadas a ser policías civiles", puntualizó.

En días pasados, el director del Instituto de Seguridad de Nuevo León, Martín Treviño, consideró que ya es momento de que los mandos policiacos de la entidad recaigan en personas de la sociedad civil.

En este momento, ocho de los 10 municipios que conforman la zona urbana cuentan con mandos de extracción militar.

Agustín Martínez