DANIELA MENDOZA | MILENIO DIGITAL
4 de agosto de 2015 / 11:02 a.m.

Los Aldama.- El municipio de Los Aldama tendrá que enfrentar una nueva elección, luego de que la sala Monterrey del Trife confirmara la sentencia del Tribunal Estatal Electoral (TEE) que solicita la realización de nuevos comicios.

En la sesión de este lunes, los tres magistrados determinaron por unanimidad que existían las irregulares suficientes para anular esta elección, que el 7 de junio dio el triunfo al priista Rodolfo García Martínez.

El tricolor había obtenido solamente 101 votos de diferencia sobre el Partido Acción Nacional (PAN) y su candidato René Tanguma Peña.

La determinación se tomó en primera instancia debido a la presencia de una funcionaria pública en una de las casillas de votación, misma en la que se recibió más del 20 por ciento de los sufragios.

La directora del DIF municipal estuvo todo el día en el centro de votación, por lo que los panistas señalaron que esto pudo haberse presentado a presión hacia los electores en el sentido de su voto.

Esta funcionaria se desempeñaba como representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a decir del dirigente estatal, Eduardo Bailey Elizondo, esto no representaba ninguna violación a la norma, por lo que recurrieron a esta sentencia.

Sin embargo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, avaló la sentencia de TEE que fue aprobada, en su momento, por mayoría y estuvo a cargo del magistrado Gastón Enríquez Fuentes.

Consideraron que la instancia estatal si valoró todos los medios de prueba presentados por Acción Nacional para la nulidad de esta elección, así como las aportadas por el PRI, por lo que la resolución estaba apegada a derecho.

El PRI aún tiene una oportunidad para impugnar esta determinación en el Sala Superior del Trife, recurso que debe presentar dentro de los próximos cinco días para que pueda ser aceptado.

Si esta sentencia se confirma por tercera vez, y la elección del 7 de junio queda anulada, será la Comisión Estatal Electoral (CEE), la encargada de convocar a una nueva.

De suceder, sería la primera elección extraordinaria en 12 años, ya que la última vez que se anuló una votación en Nuevo León fue en 2003, en el municipio de Mina.