ERIK SOLHEIM ROCHA
5 de diciembre de 2016 / 06:04 p.m.

MONTERREY.- Los hechos violentos ocurridos la tarde del domingo en una tienda de ropa en el Centro de Monterrey, dividieron opiniones en el Congreso del Estado.

Mientras el PRI consideró que podría tratarse del regreso de los cobros de pisos controlado por la delincuencia; el PAN señala que es un "clavo más al ataúd" de los funcionarios encargados de la seguridad en Nuevo León que en enero deberán ser reemplazados; todas las bancadas arremetieron contra el Vocero de Seguridad Aldo Fasci al considerar que a través de él se han minimizado los hechos.